Como ser tu Propio Jefe

Como ser tu Propio Jefe

ser tu propio jefe

¿Quién es el jefe?

A continuación te vamos a mostrar 6 formas de empezar a tomar el control (gestión del tiempo, establecimiento de objetivos, seguimiento de registros) si lo que quieres es ser tu propio jefe, o por lo menos llegar a serlo.

A primera vista, parecería que el pensamiento positivo y el Trastorno por Déficit de Atención (TDA) no tienen nada que ver entre sí. Pero muchos de nosotros con TDA desarrollamos patrones de pensamiento negativo porque nos frustramos por nuestros desafíos y los frecuentes sentimientos de estar abrumados.

Esta perspectiva negativa hace que sea aún más difícil para nosotros manejar esos desafíos y seguir adelante.

Practicar el pensamiento positivo permite a las personas con TDA centrarse en las fortalezas y logros, lo que aumenta la felicidad y la motivación. Esto, a su vez, permite pasar más tiempo haciendo progresos, y menos tiempo sintiéndonos deprimidos y estancados. Los siguientes consejos proporcionan sugerencias prácticas que pueden ser utilizadas para ayudar a cambiar a patrones de pensamiento más positivos

En esta web ayudamos a emprender, por eso puedes registrar una marca tu mismo. Con esto ya puedes empezar a ser tu propio Jefe, es un paso grande que no todo el mundo hace. Crear una marca y pasar a registrarla es el inicio de algo para ti, así que presta atención ahora a estos consejos motivadores para ser tu propio jefe, o tu propia jefa.

1. Focaliza lo que quieres

Entonces, ¿quieres trabajar para ti mismo?

¿Pero qué quieres hacer? ¿Qué tipo de negocio quieres empezar, o qué servicio quieres ofrecer?

Tal vez ya tienes una idea, tal vez hay un negocio que has soñado iniciar durante años, o tienes un conjunto de habilidades que se prestan bien para una nueva trayectoria profesional. Si es así, adelante pero no todo el mundo lo tiene tan claro.

Si quieres ser su propio jefe pero no sabes lo que quieres hacer, no te desesperes porque tendrás que empezar a pensar en ello. Mirar formas de ganar dinero por internet y entrar en una tormenta de ideas. Los emprendedores siempre están buscando nuevas ideas, si lo eres, tarde o temprano aparecerá esa idea que necesitas para ser tu propio jefe.

2. Cuida tu salud

Es mucho más fácil ser positivo cuando se come bien, se hace ejercicio y se descansa lo suficiente. Toma tiempo para ti mismo, es importante. Muchas veces descuidamos la salud en beneficio de mas horas de trabajo o emprendimiento y eso no puede ser, porque si la salud decae tu también lo harás.

Intenta dormir bien, el descanso es fundamental para afrontar bien la jornada. 7 u ocho horas mínimo, para ello deberás tomar unas rutinas a la hora de acostarte.

A veces no queremos parar porque estamos eufóricos, pero luego, al día siguiente no vamos a estar a la altura en muchas circusntancias.

3. No todo es Trabajar

El estrés y los desafíos no parecen tan malos cuando te recuerdan constantemente las cosas que son correctas en la vida. Tomar sólo un minuto al día para detenerse y apreciar las cosas buenas hará que valores lo que tienes y te hará tener la cabeza asentada para no perder la orientación, como coloquialmente decimos «perder el norte».

Esto es una parte de lo que podemos llamar Mindfulness. Para un momento a centrar tus sentidos o pensamientos en algo concreto.

4. Despacio pero sin pausa

¿Planeas dejar tu trabajo actual y pasar a ser tu propio jefe de golpe?, a no ser que todo lo tengas muy claro con tu idea de negocio o tengas un buen respaldo económico, te sentirías más cómodo empezando a tiempo parcial, y haciendo la transición a trabajar completamente para ti mismo de forma gradual.

Hacer el cambio gradualmente
Si te preocupa tener suficiente red de seguridad, puede ser una buena idea trabajar en las etapas iniciales de convertirse en tu propio jefe mientras sigues trabajando en tu «trabajo estable».

Esto te permitirá tener  ingresos mientras estableces algunos de los fundamentos preliminares, como la planificación, poner en orden las ideas, crear su sitio web, registrar tu marca y así sucesivamente.

Un cambio gradual es lo mejor si necesitas la seguridad de un trabajo diario aunque la transición sea más lenta. Sin prisa pero sin pausa!

Sin embargo, hay que ser consciente que la ansiedad de emprender es muy fuerte, por eso hay que controlar el impulso primario. Seamos sensatos y hagamos las cosas con cabeza, el negocio puede fracasar y siempre será mas llevadero todo con un respaldo económico.

5 Aumenta tu Motivación.

Al aumentar la actividad social, se disminuye la soledad. Rodéate de gente sana y feliz, y su energía positiva te afectará de manera positiva. Busca gente que te aporte, huye de la gente pesimista e intenta contactar con gente emprendedora.

No todo el mundo tiene la mentalidad de ser su propio jefe y eso hace que la gente muchas veces no se plantee esa idea y por consiguiente, tenga una forma diferente de ver la vida.

Necesitas motivación, estudia a gente emprendedora. Gente que de la nada formo un pequeño negocio o creo un imperio. Todos son objeto de análisis y te aportará muchísimo.

6. Se Previsible

Antes de dar el paso y hacer un plan para convertirse en tu propio jefe, es importante asegurarse de que este camino es financiéramente viable para ti.

¿Tienes suficiente dinero para mantenerte mientras tu negocio despega?

La experiencia general recomienda que los aspirantes a empresarios tengan seis meses de gastos personales en ahorros antes de empezar su propio negocio. Algunas personas más cautelosas no emprenden hasta no tener un sustento para un año.

Antes de convertirte en tu propio jefe, pasa un tiempo observando tus gastos personales. ¿Cuánto gastas por mes, y en qué (alquiler o hipoteca, comida, seguros, gasolina, etc.)

¿Qué hay de los gastos recurrentes anuales? ¿Tienes suficiente dinero ahorrado para emergencias?

Conocer tu presupuesto mensual antes de hacer el cambio para convertirte en tu propio jefe es de lo mejor que puedes hacer en un primer momento.

¿Vender o producir un producto físico?

Si planeas producir o vender una «cosa» física (fabricar ropa, abrir tu propia tienda, etc.), tus costos serán bastante más altos.

No sólo deberás centrarte en asegurarse de que tienes suficientes ahorros para cubrir tus gastos personales hasta que tu negocio sea rentable, sino que también deberás asegurarse de que dispones del capital inicial suficiente para comprar inventario, alquilar espacio de trabajo o de oficina, etc.

No hay una cantidad fija que puedas decir que será «suficiente» para iniciar un negocio; esto dependerá de tu industria y del sector donde te encuentras.

Deja un comentario